Proyecto para Facilitar la Reflexión Social e Individual por Medio de la Creación Artística

Justificación

En nuestro tiempo, el papel del arte como medio de manifestación social tiene diversas variedades y formas. En la música, pintura, escultura, danza y literatura, el arte se presenta multifacético, en ocasiones sin límite de apreciación o representación que lo identifique como mensaje o idea definida. Es decir, de manifestaciones que tratan de revelar a un sistema de cosas caóticas y sin sentido; es decir, el arte sin causa, anárquico, sin origen, como droga de la expresividad ilimitada que no crea movimiento ni vanguardia. Crea la inmovilidad, en el sentido de que no incendia más allá de una expresión, y no se aterriza en auténticas propuestas para las masas.

El proyecto de talleres que aquí se presenta intenta crear conciencia siempre a partir del cultivo de la sensibilidad artístico-literaria sin dejar un vacío en sus exposiciones ni falsas expectativas. Trata de motivar en el tallerando a explorar con los demás sus posibilidades sensoriales hacia la manifestación artística literaria desde la propia imaginación de los participantes en su conjunto. Y pensar aquí que otro mundo es posible cuando la solidaridad hacia condiciones equitativas en el desarrollo beneficie antes que a la ambición.

Sin embargo las capacidades de sensibilidad a la apertura del arte son variables en cada ser, lo que no es necesariamente indicativo de particularidad sino de intensidad para transformar las cosas a través de la creación. Esto es y significa que cada ser tiene distintos enfoques de la realidad. En tanto alguien imagina una escena con tanques otro puede imaginar una escena con flores, sin embargo alguno puede proponer con estas dos imaginaciones un escenario único: La Paz, por ejemplo; ¿Cómo poner las flores en el tanque, cómo resolver esto? El que piensa huir se revela egoísta, el que se queda a resolver es el mejor porque piensa en la humanidad antes que en el riesgo. Al que se le debe poner atención es al que huye porque está atrapado en los temores del sistema y es incapaz de aspirar a la libertad, a romper las cadenas que lo oprimen. No es capaz de combatir, sólo huye, ni pone flor ni piensa otras soluciones. El que se queda es el combatiente, a la manera de las palabras de Bertold Brecht: Estos son los imprescindibles.

Objetivos

1.    Contribuir a concienciar en las comunidades y sectores en condiciones de vulnerabilidad económica su despertar como partícipes de una sociedad que busque su construcción en modelos que permitan su desarrollo sustentable hacia la equidad y la felicidad.
2.    Fomentar desde la creación artística-literaria conciencias y actitudes combativas que no sólo se queden con la contemplación sino que tengan instrumentos críticos a su alcance: la opinión, el debate, la defensa de las ideas y las posiciones.